Robots Colaborativos

Los robots colaborativos son flexibles con instalación y programación simplificada, posibilitando que el robot entre en operación efectiva ya en el primer día de instalación. Muy seguros, pueden operar en el ambiente de trabajo con seres humanos sin la necesidad de grandes inversiones en dispositivos y sistemas de seguridad. Con un peso aproximado de 18 kg, este tipo de robot, puede ser fijado en la propia máquina o en líneas de producción. Posee miles de aplicaciones posibles en diversos segmentos industriales, incluyendo industria automotriz, alimentos y bebidas, farmacéutica, cosméticos, bienes de consumo y electrónica.